Anunciantes

10 de julio de 2013

Maquiavelo y la Genealogía

La remanida frase de “el fin justifica los medios” es exitosamente atribuida o no a Maquiavelo y más allá de la autoría sigue tan vigente como siempre. Pareciera no tener edad.
Está circulado desde hace unas semanas en las listas de correo genealógicas (yahoo groups) un software que “descarga” las imágenes de FamilySearch desde principio a fin. Lo mostraré con unas capturas de pantalla.
familysearch-fsD
Esta es la correspondiente a España, Sevilla, Registros municipales, Censo de 1875 Como puedes comprobar son unas 781 fotografías las que forman este registro.
En la siguiente imagen os muestro cómo debéis proceder para mirar una a una las 781 imágenes de forma habitual. Esto es lo que debe hacer cada usuario que desee ver las imágenes desde su ordenador.
FSD-download
FS-guardar-print
Es así que cuando localizas una imagen que te interesa puedes imprimirla o guardarla en tu equipo.
Un usuario, un aficionado a la genealogía, ha creado un programa capaz de evitar que veas las imágenes desde la página de familysearch, haciendo que esas 781 imágenes se bajen a tu PC de forma continuada. Ya no necesitas ir dando clic en la flecha para pasarlas una a una, simplemente guardas esas imágenes y todas las de los registros que te interesen.
Esto hace que puedas ver todo de una manera rápida o más rápida que si esperas a que se cargue la página y  pasar imagen por imagen. ¿Genial, verdad?
El programa en cuestión no es comercial, el creador lo ha distribuido entre los amigos aficionados a la genealogía de forma altruista (así lo han designado los que aplauden la iniciativa).
¿Qué te parece?
Desde luego, ya no necesitarás la página de familysearch para mirar los datos de los registros de tus antepasados. Simplemente descargarás el registro en cuestión y ya será tuyo. ¿Es tuyo? Mmmmmmm. No es tuyo pero lo usas como tuyo, puesto que ya no está donde te permitían verlo.
Bueno… me dirás… FamilySearch lo comparte. ¿Es igual compartir a quedártelo?
También podrás decirme que es legal, que en la política de FamilySearch está permitido que bajes imágenes para tu uso, y que justamente esto es para tu uso personal. No lo venderás.
Tal vez te interese saber cómo funciona FamilySearch o mejor dicho, como se financia.
Esta empresa depende económicamente de los mormones (Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días), por esto mismo se les llama indistintamente a ambos -su religión y FamilySearch- “los mormones”. Y ¿cómo es que depende económicamente?, es bastante fácil de explicar. Esta denominación religiosa no depende de Estados Unidos  ni otro país de ninguna manera, se autofinancia con el diezmo de sus miembros. El diezmo es el 10% de los ingresos de sus fieles que al donarlo permite que se compre equipo, pague al personal, y todo lo que se necesite para que las personas puedan buscar a sus antepasados.
Me dirás: pero yo pago por ver microfilms… no exactamente. Lo que pagas es el préstamo y tal vez disienta en la forma en que se especifica, lo que pagas, en detalle, es la copia que debe ser enviada hasta el Centro de Historia Familiar más cercano a tu domicilio. De hecho, si el microfilm ya está allí porque otra persona lo ha pedido no te cobrarán nada.
Si vas a la Family History Library o la Biblioteca de FamilySearch en Salt Lake City no te cobrarán nada por ningún microfilm, sólo deberás tener la precaución de pedir con antelación la copia para que esté disponible en tu visita  y les de tiempo a traerla (una copia, claro) desde “La Montaña”.
Bien, imagina entonces que esto de los microfilms es gratis para millones de personas alrededor del mundo gracias a otros millones de personas que deciden compartir parte de sus ingresos como donativo. La frase de “nada es gratis” es otra muy vigente, ¿verdad? ¿Qué te parece?
Dejando de lado la explicación del pago de carretes pasaré a comentarte acerca de su política de uso especificada en la web de familysearch.
Licencias y Restricciones
Todo el material encontrado en este sitio (incluyendo visuales, texto, iconos, pantallas de despliegue, bases de datos, media e información general) es propiedad de o está licenciado por nosotros. Usted podrá ver, descargar, e imprimir material de este sitio sólo para su uso personal, no comercial a menos que se indique lo contrario. Adicionalmente, material puede ser reproducido por personal de medios para ser usado en foros públicos tradicionales de noticias a menos que se indique lo contrario. Usted no podrá publicar material de este sitio en ningún otro sitio de Internet o en una red de computadoras sin nuestro permiso. Usted no podrá transmitir o distribuir material de este sitio a otros sitios. Usted no puede usar este sitio o información encontrada en este sitio (incluyendo nombres y domicilios de quienes hayan proporcionado información) para vender o promover productos o servicios, para buscar clientes, o para cualquier otro fin comercial.
No obstante lo anterior, nos reservamos la discreción y derecho de negar, revocar o limitar el uso de este sitio, incluyendo la reproducción de contenido del sitio. No es nuestra responsabilidad determinar cuál es el significado de “uso justo” para las personas que deseen usar material de este sitio. Eso queda totalmente a responsabilidad del usuario. Más aún, no se nos requiere dar menciones adicionales de fuentes. Además, en ningún caso garantizamos que los materiales en este sitio estén legalmente autorizados para un uso más allá del uso personal, no comercial. Dicha responsabilidad también es básicamente del usuario. No obstante, mantenemos el derecho de evitar la violación a nuestros materiales y a interpretar “uso justo” según entendemos la ley.
Debido a consideraciones legales en Japón, generalmente no le permitimos a residentes de Japón el acceso a este sitio. En algunas instancias, sujeto a medidas y controles legalmente necesarios, podemos permitir que miembros especialmente autorizados y registrados de la Iglesia en Japón tengan acceso limitado.
Si has llegado al punto de usar el programa de “descarga continua” –así le llama su creador-  podrás mostrarme la letra pequeña de Licencias y Restricciones y decirme que  en realidad nada se incumple, puesto que el texto no menciona explícitamente el mal uso de particulares, con lo cual será perfectamente legal descargar las imágenes: ¿Qué diferencia hay entre bajarme las imágenes una a una o hacerlo todo de una vez?
Mientras los días pasan y esto sigue ocurriendo y leo los buenos motivos y agradecimientos públicos a la persona altruista que ideó, subió el software y brinda soporte para ello pienso por qué no se le habrá ocurrido antes a los de familysearch poner simples enlaces a modo de descarga en lugar de gastar millones de dólares en tecnología capaz de dar alta definición, contraste, zoom y más herramientas a la buena cantidad de imágenes disponibles en una/tu pantalla. Definitivamente esto hubiera sido más simple.
Cuando  empleados de FamilySearch o  mormones visiten un archivo para ofrecer la digitalización de su fondo, preservarlo y dar una copia para su propio uso, ofreciendo quedarse una copia también para compartirla con los usuarios de su web o de los Centros de Historia Familiar, ¿podrán dar la seguridad de que esos datos no irán a parar a personas con otros intereses?
Mi padre me enseñó que antes de hacer algo debía pensarlo y mirar las consecuencias de mis acciones, prever según la propia definición de la RAE.
Por cierto, en las últimas horas el programa altruista también está difundiendo que incluso puede bajar las imágenes del Portal de Archivos Españoles, el  PARES . ¿Qué te parece?


Cada quien puede tomar su decisión, pero desde luego no puedo imaginar que FamilySearch acepte estas prácticas que seguramente no pueden ser descritas como "uso justo".


Publicar un comentario en la entrada

Google+ Seguidores