Anunciantes

27 de julio de 2012

Genealogía Inversa: Derribando muros y encontrando parientes vivos.

 

¿Genealogía Inversa? Sigues el hilo de una historia, de las pistas fiables que tienes hasta que… todo parece cerrarse. Miras los registros por segunda vez, vuelves al Archivo pensando que tal vez se te pasara por alto un nombre o apellido. Nada. Imposible que ese individuo  desapareciera.

Creo que es inevitable buscar, ahondar, conocer trozos de historia de nuestros antepasados y no llegar a un punto donde cabe preguntarnos si hijos de sus nietos viven y si también están involucrados en la historia familiar. Es el momento de usar la técnica de genealogía inversa.

genealogia-inversa-familysearch

Lo que ves es un árbol familiar con la raíz en el lugar de la copa y viceversa. Esto mismo es la Genealogía Inversa. Ir en dirección contraria.

¿Por qué lleva el nombre de genealogía inversa o genealogía en racimo?

Porque en lugar de ir hacia atrás, es decir desde nosotros a nuestros padres, de nuestros padres a sus padres y abuelos, haremos el camino inverso. Desde el antepasado en cuestión a buscar sus descendientes, sus hijos, sus nietos.

Un buen amigo  recuerdo que me dijo: “Encontrar un vivo es mucho más fácil que encontrar a un muerto”  no estoy totalmente segura de esta afirmación dada mi experiencia con los vivos.

Encontrar un vivo, puede ser tarea difícil o sencilla según las circunstancias que rodeen el caso en concreto.

En algo estaremos de acuerdo, y es en que todos dejamos rastros, huellas en papel que nos perseguirán allá por donde vayamos. Sumamos para los vivos, los registros llevados en la era de  las nuevas tecnologías, generalmente disponibles a través de  internet.

¡No me digas que nunca buscaste en Facebook a tu primo!

Digamos que tenemos esta tendencia a mirar al pasado y aunque sabemos que tenemos 8 bisabuelos, al tratar de investigar una línea en concreto, tenemos un nombre, elegimos ese bisabuelo para investigarlo.

Se trata de que ese antepasado también forma un grupo familiar y este grupo (descendientes) puede brindarnos nuevas pistas que posteriormente reconduzcan nuestra investigación.

Fíjate en los testigos que aparecen al pie de los documentos. ¿A quién le pides que sea el testigo de tu boda? ¡Imagino que no lo haces al primer transeúnte que pasa por el lugar!

Esos testigos, muchas veces declaran ser parientes, amigos, ponen su domicilio, edad, ocupación. ¿Y si fueran vecinos? ¿Hermanos? ¿Cuñados? Esto te dará más pistas.

De mi bisabuela no tenía más que su nombre: Mercedes del Carmen Escobedo Orozco y el de sus padres, pero esto podría ser falso. Tenía una pista acerca de Pudahuel, aunque datos concretos no tenía muchos más que el nombre de su esposo, la defunción y el matrimonio. Pero de ella, nada más.

Genealogia-inversa-diagrama

En las fechas que yo buscaba, Quilicura (que es donde se casó) limitaba con Barrancas. Miré los libros de Barrancas y encontré a dos hermanos más. Agustín e Isolina y también su fecha de nacimiento. Eran de Blanqueado, Barrancas. Esto me dio además de la confirmación de los nombres de sus padres, Brígido y Mercedes, los años de nacimiento de ambos y tal vez, el lugar del matrimonio. Sabéis que dependo únicamente de lo que FamilySearch tiene digitalizado de Chile, así que seguiré mirando cuando tenga tiempo.

Evidentemente, encontraréis más resultados buscando in situ, no como en este caso, donde dependemos de otras fuentes que no son las originales.

Estos días estoy  realizando una investigación en Almería, intentando encontrar parientes vivos para un cliente. Hemos avanzado mucho en cuanto a los antepasados muertos y en cuanto reciba su permiso podré compartir con vosotros más detalles interesantes de los resultados de esta búsqueda.

Razones para usar esta técnica:

  1. Estamos en un callejón sin salida. Nuestra investigación parece no avanzar.
  2. Queremos conocer parientes y compartir experiencias.

Seguramente hoy le pones nombre a esa técnica que ya conocías. Escríbenos acerca de tus resultados. Tu experiencia es valiosa para otros que necesitan aprender.

23 de julio de 2012

FamilySearch, nueva actualización.

FamilySearch publicó nuevos registros en línea para consulta gratuita, pertenecientes a: Chile, República Dominicana, Perú, Portugal y España entre otros.

familysearch-actualizacion
A continuación os transcribo las actualizaciones de algunos países con mayor influencia hispana o hispanos.
Chile:
República Dominicana:
Perú:
España:
Portugal:

9 de julio de 2012

Facebook y genealogía. Lanzar una botella al mar.

¿Facebook? ¿Es esa tu primera pregunta? Sí, claro. Una forma poderosa de hacer que nuestra búsqueda  genealógica recorra el mundo. Un amigo mío dijo que era como lanzar una botella al mar con un mensaje dentro. ¡Totalmente de acuerdo Miguel Ángel F.!
Tener un libro gordo lleno de apuntes ya no sirve, no tiene la eficacia que una red social con millones de personas interesados en buscar sus propios orígenes ostenta… además de establecer lazos con personas que conocieron antaño; Familiares, amigos, conocidos, medio-conocidos, desconocidos, todo tiene cabida allí.
¿Comenzamos?
Lo lógico es que tengas cuenta en Facebook y si no  la tienes, pues corre. Es uno de los puntos obligados.
Luego de tener tu propia cuenta, ve a crear página. A veces no nos lo pone tan claro, por ello directamente escribe el enlace en tu navegador (estando logado) esta dirección o copia y pega https://www.facebook.com/pages/create.php








Situados en esta pantalla, es cuestión de elegir entre las opciones disponibles.

En este caso, (el mío) me pareció adecuado  “causa o comunidad”. Ten en cuenta que tal vez no te parezca idónea  ninguna de las propuestas. Esta elección determinará el formato del formulario que luego se desplegará para colocar tu información relevante.
Luego puedes modificarlo.

Pondremos un título descriptivo. Como esta página la he creado para encontrar mis antepasados que forman parte de la vida de mi abuelo paterno, la titularé con ese apellido. Haré algo similar con las otras ramas, más adelante.
La siguiente pantalla nos sugiere colocar una imagen que de ahora en adelante sea nuestra “foto de perfil” y podemos subirla desde nuestro ordenador, como desde un sitio web. Si tienes ya un sitio, escribe el dominio, en la pantalla que saldrá posteriormente y te dará una vista previa de lo encuentra en primera instancia.

Edité mi foto con un servicio web, llamado PicYou , que le da un aire un poco más actual.

La imagen seleccionada es una de mis abuelos paternos, con mi padre y mi hermano. Al niño mayor no puedo identificarlo.

Aquí es donde puedes elegir la dirección web de Facebook. Es decir, esa dirección que te muestra http://www.facebook.com/GenealogiaFamiliaMeza es el  enlace que podrás compartir con personas que no tengan un usuario en FB, mediante correo electrónico o de la forma que prefieras.
El nombre de este  enlace   que te recomiendo tener  cuidado, puesto que no se puede editar posteriormente.
Llegados a este punto, podemos decir que la página está creada. Si por un momento se te ocurriera pulsar en “omitir este paso” , igualmente la página estaría en funcionamiento. No te asustes, luego de terminarla y comprobar que te gusta como ha quedado, o que se aleja de lo que te proponías, puedes eliminarla totalmente.

A continuación aparece este cuadro, el Me gusta.
Por supuesto sabes que cuando le das clic al botón “Me gusta” estás dando publicidad entre tus amigos a esta página,  con lo cual, es un buen comienzo.
Seguramente entre tus amigos, cuentas también con familiares. A esos pide que se invite, puesto que si no son tus amigos no puedes hacerlo tú mismo.
Por favor, discrimina, y cuando digo esto lo hago con el mejor de los significados usualmente empleados  para utilizar el término, el cual es: selecciona excluyendo.
¡No invites masivamente a tus doscientos contactos, por favor! Tal vez, sientas la tentación de pensar que si invitas a más gente, tendrás más éxito en tu búsqueda, pero piénsalo bien.
¿Cuántos de los 200 irán a la página? y de esos, ¿cuántos dejarán un comentario o interactuarán de alguna manera?
Mejor es, buscar familiares, posibles parientes, personas de la zona en que vivía tu antepasado, y más, ¡pero no hacer spam facebookero!

Y también te sugerirá  la opción de elegir contactos de tu correo electrónico. Generalmente colocas tu contraseña dando permiso para que vaya (un robot, claro) a tu agenda de contactos, te los muestre y los selecciones.

Una de las pantallas finales es esta, que te invita a compartir algo. Por ejemplo, para una primera publicación busqué imágenes de Quilicura, que es el lugar donde mi abuelo vivía.

Todavía podemos agregar algunas otras características que hagan nuestra página diferente. Seleccioné  una imagen, que también edité dándole un toque diferente, para colocarla como “Portada”.
Pertenece a un blog, de un historiador de Quilicura llamado Mario Monasterio Calderón.

Ahora te mostraré, donde encontrar la página, en tu perfil de usuario de toda la vida.
Entras con tu nombre de usuario y contraseña  y luego en la pestaña superior, despliegas el siguiente menú.

En este caso, muestra todas las páginas en las que estás como administrador. Da clic en tu nueva página.

Ahora, ve a “actualizar información”.
Aquí es donde puedes editar la categoría de la página y comprobar los campos que te da para rellenar. El que mejor se ajuste a tus necesidades es el que seleccionarás.


Esta es otra de las ventajas de la página, al poder subir imágenes, alguien más de nuestra familia puede tener “mejor memoria” e identificar a las personas que están en ella.
Para ir finalizando, también creé un Grupo. Te muestro cómo y luego te explico las razones de por qué página y por qué también grupo.
En tu perfil de usuario, mira el margen izquierdo, debajo de tu nombre  tienes este menú:




























Selecciona Crear un grupo…

En cuanto a la privacidad, puedes elegir Abierto, Cerrado o Secreto. La lógica indica que tu objetivo es que te encuentren, te visiten e intercambien información contigo. Para eso, debes elegir la opción Abierto, claro.
Luego de nombrarlo, (el grupo puede llevar el mismo nombre que la página), invita a miembros.
Importante: sólo puedes invitar a miembros que formen parte de tus amistades o con la opción correo electrónico, importarlos. También importa tu lista de contactos de Skype, Messenger e iCloud.
Truco: en Miembros, coloca sólo la inicial y te sugerirá los nombres de tus amigos de FB que su nombre o apellidos comiencen por dicha letra.
No menos relevante es seleccionar un icono adecuado. Te he marcado varios, no te quedes en lo de siempre, esto también llama la atención de los posibles colaboradores.

Hablando de la imagen asignada para el grupo, aquí puedes ver que la última es la que habitualmente ostenta un grupo por defecto.
La penúltima es que la que seleccioné.
También puedes comprobar, que simplemente escribiendo nuestro apellido, aparece en las  sugerencias, todo lo relacionado con el apellido; indexando primero a personas, luego páginas y en último término a grupos.

Ventajas de página:
  • Los resultados aparecen mejor posicionados en Facebook. En este orden: Personas, páginas y grupos.
  • Tiene una interfaz más vistosa.
  • Los usuarios pueden darle clic al botón “me gusta” y recibir las actualizaciones en sus “últimas noticias” instantáneamente.
  • Puedes nombrar varios administradores o creadores de contenido para repartir el trabajo.
Ventajas de grupo:
  • Permite subir archivos de hasta 25 Megas como máximo.
  • Puede ser abierto, cerrado o secreto. Cerrados son los grupos que sólo funcionan mediante invitación y deben sus integrantes ser aprobados por el administrador del mismo.
  • Puedes mencionar el grupo en tu página.
  • Permite Chat en grupo.
  • Puedes usar el mismo nombre que tiene la página.
  • Puedes crear documentos.
  • Puedes crear eventos.
  • Puedes elegir la frecuencia de las notificaciones hasta incluso no recibir ninguna.

Principales aciertos  de compartir tu genealogía en las Redes Sociales:
Facilidad para los usuarios
Los usuarios no  necesitan escribir una dirección en un navegador, teniendo en cuenta que ese usuario (sobre todo por la edad)  puede tener alguna dificultad para comprender los procesos relacionados a internet. 
Simplemente dan clic en “me gusta” o en tu propia publicación y se mantienen en contacto y al día.
Podéis por ejemplo, compartir una foto y que identifiquéis juntos a los familiares que aparecen en la misma (no confundir con etiquetar).
Contenido viral. No te enfermarás de nada, pierde cuidado. Significa que  tus familiares, que tienen a su vez entre sus contactos a más familiares comunes publicitan tu grupo o página con el “boca a boca”, pero virtual.
Como si tu vecina se encontrara contigo y te contara las últimas novedades de la reunión de vecinos.
De esta manera -con el contacto viral-  tus publicaciones llegarán  rápidamente a más personas con un mismo denominador, (cuando ellos a su vez indican que les gusta tu grupo, tu página o responden con un comentario) que en este caso será la relación filial.
En su buscador interno, simplemente con colocar el apellido aparecerá tu página y grupo.
Puedes enlazar tu cuenta de Twitter con tu cuenta de Facebook y así tu “estado” se publicará en una plataforma y otra (Twitter y Facebook).
No deberás invertir dinero.
Si creas un Blog, debes actualizar constantemente o perderás interés.
Si creas una web, deberás pagar un dominio, tal vez también un servidor y mantenerla, claro.
Es poco probable que aparezcas bien posicionado en google, esto hará que los usuarios no te encuentren fácilmente y lógicamente que no cumplas con tu objetivo de encontrar colaboradores.
Geneanet, Myheritage, Genoom, Ancestry, y otros tienen la particularidad de crear mini sitios atractivos para tu apellido, tu archivo gedcom y reunir a tus familiares, pero no la aplastante cantidad de usuarios ni la viralidad de las Redes Sociales.

4 de julio de 2012

Mi abuelo y la genealogía

Guardo con cariño pocas, muy pocas imágenes de mis antepasados. No tengo la ventura de haber encontrado un baúl lleno de rica información genealógica, un pariente con medio camino hecho o una notoriedad social que lograra que mucho del trabajo estuviera ya plasmado en libros de “gente notable”. No provengo ni de marquesados, ni de nada que se le parezca. Pero tengo algo que tú tienes, un abuelo.

Es decir, tengo varios, como casi todo el mundo, cuatro. Conocí a tres de ellos, y los conocí tarde. Contaría con unos 10 años, quizás.

En mi familia todo iba por sorpresas. Viajabas y no sabías a qué pariente de la colección te presentarían. Unas veces era: te presento a tu abuelo! otras… esta es tu tía Mercedes.

Mi abuelo, José Luis Meza Escobedo quien para el Registro Civil era José a secas, me transmitió su legado, casi insignificante por medio de una cinta magnetofónica.

Mi abuelo vivió en Quilicura, en Santiago de Chile. Yo, a cientos de kilómetros, en otro país. Esa distancia hoy, en otro continente, y en una geografía muy distante  la cubro  en poco tiempo, unas cinco horas e intento que  varias veces al año  mi genealogía viva (mis hijos y sus abuelos) comparta momentos únicos.

Camino de Caracoles, Chile

En esos años viajar y cruzar una frontera  era un poco más complicado, sobre todo viajando en un Citroën 3CV, que si mal no recuerdo no llegaba a los 100 km por hora.

Mi abuelo era un hombre sin sueños aparentes, un hombre que llevaba su tristeza a cuestas con una sonrisa. Tenía las manos huesudas y enormes, esas con las que hacía cosquillas que te dolían.

Mi abuelo, “el abuelito José” era bueno. Fundamentalmente lo era. O al menos tenía muchos amigos. Tenía alguna debilidad que para los mayores era difícil perdonar.

Para mí, era inapreciable. No existía.

Mi abuelo era “chacarero”. Tenía una experiencia universitaria en cultivar maíz (choclo), sandías, melones, zanahorias y tomates.

No tenía mayorazgos, ni formaba parte de la nobleza -al menos la titular-.

Una buena y aburrida tarde (esas que sólo tienes cuando eres rabiosamente joven) encontré en una caja esa cinta y la escuché. Al tener la voz de mi abuelo conmigo, luego de muchos años de su muerte me impulsó a buscar a su padre (del que daba el nombre), a su madre, a sus once hermanos, al lugar de donde venían. Curiosamente recordaba el nombre de sus abuelos maternos y paternos.  Esa tarde quieta, algo cambió para siempre.

Esa tarde abuelo, infundiste en mí el deseo de buscar el pasado familiar de las personas. El mío y el ajeno.

El tiempo querrá, abuelo querido, que la digitalización inunde la urgencia por preservar documentos y que pueda encontrar a toda tu familia en Chile.

Mientras tanto sigo buscando, pero paradójicamente es más fácil encontrar a otros.

85x54

Mi abuelo José sosteniendo en brazos a mi padre, el día de su bautizo. (Foto presuntamente  tomada en el Cerro San Cristóbal)

Salúdame con tu sombrero de copa nuevamente, dime hasta luego…

Google+ Seguidores

Sonia Meza Genealogista. Con la tecnología de Blogger.