Anunciantes

19 de agosto de 2011

Escaner inalámbrico. Otra herramienta para la genealogía.

 Uno de los inconvenientes con los que uno se topa cuando va a algún lugar a investigar acerca de su pasado, son las copias en papel de su trabajo.
En los centros de historia familiar, esto paulatinamente va mejorando, pero muy poco a poco. En FamilySearch (antigua Family History Library) situada en Salt Lake City, hay la posibilidad de fotocopiar, digitalizar, los microfilms que hayamos visualizado, pero no así en el resto. 
En algunos países podemos sentirnos afortunados de contar ya con muchos registros online, entonces con descargarlo al ordenador, ya es un trozo nuestro.
Cuando comencé mis primeros pasos en la Provincia de Buenos Aires, en un pueblito llamado Ascensión, no faltó la buena predisposición de personal propio del Registro Civil que permitió que accediera a cuanto documento quisiera. Hace once años el llevar un ordenador portátil no era cosa corriente por esos caminos y ya no hablemos de cámara digital y escaner.
Pero la tecnología ya está al alcance de todos, tengamos más o menos experiencia en genealogía. 
Flip-Pal está orientado principalmente al scrapbooking y la historia familiar.

Tiene un tamaño máximo de exploración de 10.2 x 15.2 cm. Si las imágenes fuesen más grandes, incluye un software para "pegarlas".
Resolución: 300 a 600 dpi.
Dimensiones: 26 x 16.5 x 3.2 cm.
Peso: 580 gr (sin batería).
Funciones adicionales: (Quizás lo más interesante)
  • Tapa desmontable
  • Ventana posterior transparente
  • Guías para posterior pegado
  • Funciona con pilas
  • Inalámbrico
  • Admite tarjetas SD
  • Funciona con pilas AA que permiten  150 exploraciones jpeg.
  • Compatible con Mac

 ¿Precio? Desde 149 dólares y por Amazon.

Pensando en ir a visitar un pariente lejano, este que no vemos hace unos 25 años y que hemos tenido la valentía de contactar, es una buena idea llevar con nosotros un dispositivo así.
Pensemos que primero contactamos por teléfono, contamos quiénes somos y concertamos un tiempo para hacerle "nuestra entrevista familiar". Nos tomamos licencia, incluso, para pedirle que tenga a mano algunos documentos y fotografías. Sería muy aventurado pensar que confiaría sus preciados tesoros para que nos lo lleváramos a casa e hiciéramos copia. Si vamos preparados, todo irá sobre rieles, seguramente.







    Google+ Seguidores

    Sonia Meza Genealogista. Con la tecnología de Blogger.