Anunciantes

28 de abril de 2011

Cápsula del tiempo (Genealogía para niños)



Cada vez que escucho el término "Cápsula del tiempo", inevitablemente acude a mi mente  la imagen de un cilindro de metal... esto presumiblemente, debido a la pura influencia del cine y la literatura.

Pues, esta cápsula no tiene nada de ciencia ficción.
Aunque, es una actividad que hemos puesto en práctica para niños, los adultos también disfrutaremos realizándola, sobre todo teniendo en cuenta que cada vez vivimos más años... seguro que algunos más que nuestros bisabuelos.
Debemos buscar el recipiente que será nuestra cápsula. Puede ser una caja metálica, una plástica o también, simplemente una de cartón (caja de zapatos por ejemplo). La elección tiene que ver con el lugar donde la dejaremos guardada. Evidentemente, enterrarla no está en nuestros planes inmediatos. Hay varias razones para ello:
  1. Si vivimos en un "piso" o "departamento" es probable que no tengamos un sitio adecuado para enterrarla. ¡Un tiesto no es una opción!
  2. Puede que la casa donde vivamos sea alquilada y no de nuestra propiedad, con lo cual cuando decidamos mudarnos, deberemos recordar dónde se encuentra y además de llenar cajas de enseres, también desenterrar la cápsula.
  3. Si a alguien se le ocurre cambiar el césped por terrazo o piedra u otro revestimiento en el suelo, tendremos la misma urgencia por desenterrarla (si lo recordamos, claro).
  4. La humedad, enemigo acérrimo del papel.
Por ello, una caja de tamaño adecuado será suficiente. Fuera pondremos claramente, la fecha en que debe abrirse, supongamos que en nuestro cumpleaños, dentro de 20 años. 



Y pensando en niños, esto es lo que sugerimos colocar para comenzar:
  • Cartas familiares, por ejemplo de abuelos.
  • Fotos escritas por detrás con rotulador permanente y separadas con papel mantequilla, como ya explicamos.
  • Bolsas plásticas con cierre zip (cremallera) para proteger los documentos (venden de diferentes tamaños en cualquier supermercado).
  • Un paquete de tus cromos favoritos (figuritas).
  • Un dibujo.
  • Bono de transporte público (dentro de poco ya pagaremos el autobús o metro con el teléfono móvil).
  • Una lámina de pegatinas (stickers).
  • Pedir a papá que me describa cómo me imagina cuando tenga 20 años.
  • Pedir a mamá que me de una copia de su foto favorita y escriba por qué la prefiere entre otras.
  • Una hoja con mi cuadro genealógico (todo lo que sepa).
  • Una lista de mis comidas favoritas.
  • Alguna moneda.
  • Lista de Profesiones que me parece encajan conmigo.
  • Recortar la lista de programación de TV de alguna revista y marcar mis favoritos.
  • Alguna invitación de cumpleaños al que haya sido invitado.
  • Un juguete pequeño.
  • Alguna postal.
  • Calendario.
  • Etiqueta de alimentos (¡sin alimentos!).
  • Una entrada de cine. 


Cómo he dicho, estas son sólo algunas recomendaciones y el fin es ,que cuando la caja se abra, mágicamente nos pueda transportar a la vida de esta época. Al pasado.
Terminado todo esto, cerraremos la caja y elegiremos un armario o un desván. Lo importante es que el sitio donde la coloquemos esté libre de humedad y lejos de la luz. No estará a mano, porque de lo contrario estará estorbando cada vez que necesitemos encontrar algo, y no es esta la idea. Tampoco, claro está, es el olvidarnos dónde se encuentra.

¿Qué otras cosas podríamos colocar dentro?

20 de abril de 2011

PAF4 o Archivos Personales de Antepasados en Español PARTE 1

Cuando tenemos hojitas, papelitos, entrevistas, cuadros genealógicos y no podemos decir en menos de un minuto el *título de la relación que nos une a "ese antepasado" en concreto, ha llegado la hora de usar software específico. Vamos, un programa de ordenador o PC.
*primo cuarto materno.

Mi primer amor fue con éste y aunque ha pasado mucho desde que lo he conocido, no puedo evitar tener hermosos recuerdos de cuando nos conocimos.
A mí, ya os habréis dado cuenta: me gustan las imágenes, el diseño, lo atractivo visualmente en cuanto a software. Pues el PAF no tiene nada de esto. Nada, nada, nada.
¿Entonces qué sucede? Que rápidamente el PAF se transforma en un hábito.
Simple, eficaz, gratis.
No hace falta navegar por ahí buscándolo: Bajar PAF, y por si el inglés no os viene bien, os lo dibujo... (Recordar: pinchar en la imagen para verla aumentada).


Accedemos a la segunda pantalla del antiguo familysearch...

Aunque la leyenda dice que simplemente complete y recibirá noticias o futuras actualizaciones, yo no he recibido aún una. Por el miedo que pueda generar a que nos quieran vender constantemente otros productos (de hecho este lo regalan).

En la misma página, un poco más abajo...


No olvidemos descargar la guía... para que no os ocupe sitio, la pongo online.
Manual de PAF 4 Español

Bueno, digamos que la entrada ha quedado un poquillo larga, y sólo estamos bajando el programa. Parte 2 con el uso del PAF en próxima entrega (no tiene por qué demorar).

11 de abril de 2011

Diario personal o LDSJournal, que es lo mismo...


Free Online Journal

¿Por qué llevar un diario, si ya no soy una adolescente dibujando corazones a troche y moche?
En mi haber, creo tener contados unos cuatro o cinco de estos registros y ya con los tiempos que corren, un poco de pereza por tener que coger bolígrafo, papel y sentarme a escribir la cotidaneidad de mi vida.

Hubiera dado tal vez, -y no exagero- buena parte de mi exigua fortuna por tener algo similar de alguno de mis abuelos. No he tenido esta suerte.
Los tiempos han cambiado, los blogs están por todos sitios y la era digital nos inunda. Sms, móviles... ¿y un diario online? Un simple archivo en un procesador de textos nos serviría, pero hay más, y mejor aún: gratis.

Llegados a este punto, no considero necesario convenceros de las ventajas de llevar un registro de este tipo. Creo que el primer diario lo comencé con ocho años y he alternado información: desde compañeros de colegio, hasta (por suerte) fechas de sepultura de personas queridas. Momentos difíciles y situaciones risueñas, rabietas infantiles y reflexiones profundas...

Nombre: LDS Journal... nos transporta a Latter Days Saints o, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. En el enlace he puesto una clase en la que se alienta a llevar un diario personal. 

Pero, más allá de ello, no es un producto que quien no profese la religión deba dejar de lado. De hecho, al pie de su web aclaran que no son un producto "oficial" de la Iglesia.











Desgranamos un poco su menú cuando ya nos hemos registrado:
Record a New Entry, nos invita a escribir la entrada de hoy. Tienes sitio para poner un título, y un estado de ánimo. Muy importante: Se puede imprimir cada entrada sin coste alguno.
My Library, donde editas tu propio libro para luego imprimirlo a través de su servicio de pago.
Manage Footnotes, muestra todas las notas de pie de página que tienes agregadas (fotos, vídeos, audio, links).
All About Me, (mi debilidad) y a continuación el motivo:





Cada área trae diferentes preguntas que al ser respondidas darán una pincelada acerca de nuestro pasado. Preguntas tales cómo ¿Qué sueñas y esperas para tus hijos? son algunas que nos encontraremos.

 Lo que más me llamó la atención de LdsJournal fue:
-Es un registro online que está siempre disponible, en "la nube".
-Puedes ir a fechas antiguas (año 2000 por ej.) y escribir tus entradas que tengas en formato papel.
-Puedes IMPRIMIR tu diario con su "constructor de libros", que permite agregar las fotos que quieras, y escribir tanto las tapas como el lomo.
-Agregar fotos, vídeos, archivos de audio y enlaces (footnotes).













La versión Free y la Gold se diferencian claramente, sobre todo en la capacidad de almacenamiento. Mientras en la free tenemos 100 MB de almacenamiento para "footnotes" (imágenes, vídeos, audio, hiperenlaces...) en la Gold llegan a los 2 GB! Para que nos hagamos una idea: en 100 MB entran unas 1000 fotografías, en 2 GB unas 100 mil. Tenemos la ventaja de escribir entradas con fotos adjuntas, directamente de nuestro correo electrónico, exportar a archivos PDF, 10% de descuento en la impresión de nuestro Diario y no tener publicidad añadida.

La versión libre cuenta con: entradas ilimitadas, toda la sección All About Me completa, recordatorios mediante email o sms a nuestro móvil, entradas a través de teléfono móvil, y esto sí, quiero remarcarlo (lo he dicho antes): La opción de imprimir cada entrada sin costo, sólo con nuestro equipo.

Nick Jones, nos adelantó que tienen preparados varios cambios. Uno de ellos es que estará también disponible en idioma español a la brevedad y un soporte al usuario más dinámico. A mí, esto no me ha hecho falta. Entiendo que el feedback pueda ser lento, pero en cuanto a mi experiencia (de eso se trata) no veo demasiado inconveniente en escribir, guardar, imprimir o editar.
Para el fin les dejo un vídeo en donde se explica paso a paso el uso de la notas de pie de página...




Y como no! el enlace para registraros: LdsJournal



Fuentes----------------------------------------------------------------------
"Lección 16: El diario de historia personal," Aprendamos acerca de las obras de historia familiar y del templo. Mujeres Jóvenes, Manual 2. (http://lds.org)
 

Google+ Seguidores